Maduro se reelige presidente

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue reelecto anoche con sabor amargo en unos comicios marcados por la abstención de por lo menos el 55% del electorado, boicoteados por gran parte de la oposición y desconocidos por la mayoría de la comunidad internacional.

Los números oficiales entregados por la Centro Nacional Electoral reflejan una participación del 42% del electorado en los comicios no obligatorios. Un total de 20,5 millones de venezolanos estaban llamados a votar, pero solo lo hicieron 8,6.

Según los números ofrecidos por la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, Maduro obtuvo el 68% (5,8 millones) de los votos. El opositor Henri Falcón le siguió con 21%, aunque a última hora de la noche dijo que desconocía los resultados. Presentó 900 denuncias de irregularidades y “compra de votos”.

Maduro fue el primero en votar en su circuito. Foto: Reuters

Javier Bertucci recibió 925.042 sufragios y Reinaldo Quijada recibieron 34.614. Lucena dio los resultados con el 92% de las voluntades escrutadas y proyectó que la participación podría llegar al 48%.

El resto de los candidatos de la oposición no se presentaron a los comicios y llamaron a no votar. El Frente Amplio Venezuela Libre (que nuclea a los opositores abstencionistas) estimó la participación en 30%.

De todos modos, Maduro se mostró triunfalista. “Nunca antes un candidato presidencial había ganado con 68% de la votación popular y nunca antes le había sacado 47% al segundo candidato. Nocaut (…) récord histórico”, dijo Maduro, ante miles de seguidores en las afueras del Palacio de Miraflores.

A pesar de su triunfalismo, la baja adhesión implica un golpe para Maduro, que iniciaría su segundo mandato con debilidad en las urnas. En los comicios de 2013 (que ganó con el 50,6% de los votos frente a Henrique Capriles) la participación rondó el 80%.

Durante la jornada electoral, muchos centros de votación lucieron semivacíos, con mayor afluencia en los barrios populares bajo influencia chavista.

Juan Pablo Guanipa, diputado opositor, aseguró que los venezolanos se expresaron no acudiendo a las urnas. El dirigente opositor también hizo un llamado a la Fuerza Armada Nacional a escuchar el mensaje de la ciudadanía y retirarle el apoyo a Maduro.

En la tarde, Maduro llamaba por TV a los venezolanos a votar. También admitió que el partido socialista aseguraría el transporte de los votantes.

“Farsa”.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) promovió la abstención al boicotear un proceso que considera una “farsa” para perpetuar a Maduro en el poder. De hecho, los comicios estaban previstos para diciembre, pero la Asamblea Constituyente de Maduro resolvió adelantarlos.

El exchavista Falcón se separó de las filas opositoras y se presentó en los comicios, esperando capitalizar la impopularidad de 75% del mandatario.

El Frente Amplio, que agrupa activistas de la MUD y organizaciones sociales, pidió a Falcón y al también candidato Javier Bertucci “desconocer” un resultado que “ya está cocinado”. A lo largo de la jornada Falcón y Bertucci, un pastor evangélico, denunciaron “chantajes”, irregularidades masivas y compra de votos del oficialismo con los llamados “puntos rojos”. Se trata de carpas donde el partido oficialista registra a los votantes a través de un carné necesario para recibir ayuda social.

Falcón presentó más de 900 denuncias de irregularidades y a última hora de la noche declaró: “Nosotros desconocemos este proceso electoral categóricamente”, dijo. Pidió nuevas elecciones con garantías.

Apagones, falta de comida, medicinas, transporte y agua; precios por las nubes con un ingreso mínimo que da para un kilo de leche en polvo, abruman al venezolano y cientos de miles emigraron en los últimos cuatro años.

No obstante, con una oposición dividida y sus principales líderes inhabilitados o presos, y con un vasto poder institucional con los militares al frente, Maduro comenzará su segundo mandato de seis años en enero de 2019 hasta 2025.

“En guerra”.

Venezuela está en ruinas: El FMI estima la caída del PIB en 15% y la hiperinflación en 13.800% para 2018. El país y la petrolera PDVSA están en default parcial desde 2017 y la producción de crudo cayó al peor nivel en 30 años.

“La economía que tenemos hoy no nos sirve porque fue infectada de neoliberalismo”, dijo ayer Maduro, exchofer de ómnibus y sindicalista de 55 años en el poder desde 2013.

El mandatario se beneficia de la dependencia de sectores populares de programas sociales y clientelistas. Maduro culpa de la debacle a una “guerra de la derecha”.

Falcón, exmilitar retirado de 56 años, proponía dolarizar la economía, revertir expropiaciones y aceptar ayuda humanitaria.

Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea (UE) y una docena de países latinoamericanos sostienen que la elección no es justa ni transparente y acusan a Maduro de socavar la democracia. El presidente reiteró ayer tras sufragar en su circuito que le “resbala” que le digan “dictador”.

“Récord histórico”, dijo Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró anoche su reelección con un 68% de los votos, que consideró un “récord histórico”, en unos comicios desconocidos por su principal rival Henri Falcón y por todos los demás opositores.

“Nunca antes un candidato presidencial había ganado con 68% de la votación popular y nunca antes le había sacado 47% al segundo candidato. Nocaut (…) récord histórico”, dijo.

“Elecciones impecables”, dice Correa

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa participó como observador en los comicios en Venezuela y ha destacado una “impecable” organización, a pesar de los cuestionamientos de más de 40 países.

Correa forma parte del grupo de más de 150 acompañantes internacionales invitados por las autoridades. El exmandatario ecuatoriano visitó varios centros de votación y destacó que todo era “muy ágil”.

Claves de un país rico sumido en la crisis

La fractura política

Nicolás Maduro, perdió los comicios legislativos de 2015. El presidente convocó la elección de una polémica Asamblea Constituyente, que gobierna con poder ilimitado. La oposición y gran parte de la comunidad internacional la desconoce.

Una economía en quiebra

Venezuela tiene la mayor reserva petrolera del mundo. Pero la producción cayó. El desplome de los precios en 2014, la corrupción y las ineficiencias generaron escasez de bienes básicos. La caída del PIB es de 15% y la inflación de 13.864%.

Pobreza e inseguridad

El ingreso mínimo es de 2,6 millones de bolívares (37 dólares a tasa oficial o 3 en el mercado negro). La pobreza escaló a 87%. Escasean medicinas. Emigraron tres millones desde 1999. Tiene una tasa de homicidios 14 veces mayor a la media mundial.

El poder militarizado

La Fuerza Armada tiene vasto poder en sectores como petróleo y alimentos. Cuenta con 365.315 efectivos y hay 400.000 milicianos de un cuerpo civil armado. De 32 ministros, 14 son militares. Todas las fuerzas apoyan a Maduro.

Fuente: Maduro se reelige presidente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s