Cannabis, farmacias y el derecho exclusivo a envenenar

El Centro de Farmacias de Montevideo solicitará una nueva reunión con autoridades del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) para reclamar que la venta de marihuana continúe siendo exclusiva para este tipo de comercios como lo establece la ley aprobada en 2013. De esta forma se asegurarían la exclusividad en el envenamiento por Cannabis de la población Continúa leyendo Cannabis, farmacias y el derecho exclusivo a envenenar

Anuncios

Epidemia de suicidios por desesperación en Estados Unidos

Hace ya mucho tiempo que sabemos que el estudio de los suicidios que se cometen en una sociedad nos aporta información clave sobre el estado de la misma. Ha llovido mucho desde los estudios, ya clásicos, de Durkheim… y sin embargo preferimos, en demasiadas ocasiones, mirar hacia otro lado.

Ocurrió en las últimas elecciones estadounidenses: el aumento de suicidios entre los varones blancos con recursos medio-bajos y bajos era una señal de alarma que pocos advirtieron. La narrativa oficial nos hablaba de un país idílico, en el que gracias al liderazgo de Barack Obama, la gente era más feliz y gozaba de más derechos y libertades.

Las estadísticas de suicidios decían lo contrario: al menos en porciones significativas de la población crecía un profundo y angustioso malestar. Trump sí lo detectó y supo aprovecharlo en provecho propio.

 El 17% de los estudiantes norteamericanos de high school han contemplado seriamente la idea del suicidio durante el último año

Las cosas no han cambiado mucho y el fenómeno tienen un especial énfasis en la gente joven. Un estudio reciente ha destapado que el 17% de los estudiantes norteamericanos de high school han contemplado seriamente la idea del suicidio durante el último año.

En el distrito educativo de Los Angeles Unified hemos pasado de 255 incidentes de comportamiento suicida o autolesiones deliberadas en 2010, a más de 5.000 en 2016. El premio Nobel de Economía, el profesor de Princeton, Angus Deaton, ha descrito el incremento en muertes por sobredosis, alcoholismo y suicidio, especialmente pronunciado en los nacidos desde 1975, como una auténtica epidemia, a la que ha calificado como “muertes por desesperación”.

Esta epidemia, que ya ha hecho disminuir la expectativa de vida en Estados Unidos, se ha extendido por todo el territorio estadounidense: si en el año 2000 este tipo de fenómeno se concentraba en el Sureste del país, en 2007 había llegado a los Apalaches, Florida y la costa Oeste y en la actualidad ya ha alcanzado a todo el país.

En ocasiones, ante la imposibilidad de diagnosticar qué les pasa a los jóvenes, se recurre a la “depresión” como un cajón de sastre en el que también caben aquellos que han perdido la esperanza y las ganas de vivir. Encuestas recientes nos hablan de que en la franja de edad entre los 12 y los 20 años el porcentaje de quienes han sufrido un episodio grave de depresión ha crecido un 37% desde el año 2005. Otro dato que avala la realidad de esta epidemia.

Una epidemia que golpea por doquier, mostrando un aumento de las tasas de suicidios en todas las franjas de sexo y edad hasta los 75 años. Es cierto que la intensidad varía (por ejemplo, la tasa de suicidios entre las chicas con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años se ha triplicado en los últimos 15 años), pero ya no podemos hablar de un fenómeno circunscrito a los hombres blancos sin estudios, sino que ha adquirido dimensión universal.

Los estudios concuerdan en señalar el impacto de la desaparición de vínculos familiares, de la desorientación en un mundo relativista donde todo vale lo mismo

Las causas, pues, no son reductibles a cuestiones meramente materiales, sino que las trascienden. Todos los estudiosos del tema concuerdan en el impacto de la fragmentación social, de la soledad (los Estados Unidos han pasado de un 20% de su población viviendo sola en 1980 a un 40% en la actualidad), de la desaparición de vínculos familiares, de la desorientación en un mundo relativista donde todo vale lo mismo.

Las explicaciones basadas solamente en factores económicos son insuficientes: el suicidio adolescente, por ejemplo, es igualmente común y ha tenido un incremento parejo tanto entre los muy ricos como entre los muy pobres.

Deaton señala que el aumento de suicidios depende de “la familia, de la realización espiritual y de cómo la gente percibe el sentido y la satisfacción en sus vidas de un modo que va más allá del éxito material”. Y a tenor de los datos, cada vez más jóvenes estadounidenses perciben estos factores como algo en lo que han fracasado irremediablemente. Somos cada vez menos capaces de transmitirles un sentido a sus vidas.

El problema existe, es innegable. Y me atrevo a decir que no es exclusivo de Estados Unidos; ese malestar profundo es fácilmente reconocible en los jóvenes que nos rodean. Cuando a la pregunta ¿cómo estás?, una chica de 14 años responde a su compañera con un “qué quieres que te diga, bastante rayada con mi vida” (no es un recurso literario, es una conversación real), uno se da cuenta de que la epidemia está ya entre nosotros.

La solución, parece obvio, no puede venir por la vía de un mayor asistencialismo, como defienden los izquierdistas, pero tampoco funcionarán otras fórmulas economicistas. Y por supuesto, poner el asunto en manos de terapeutas es garantía de que el problema empeorará.

A mayor religiosidad, caídas de la tasa de suicidio intensas y hasta drásticas

Las raíces son mucho más profundas y tienen que ver con el sentido de nuestras vidas, una ecuación imposible de cuadrar si dejamos fuera de la misma, por definición, el factor religión. Si algo explica el perfil del suicida es la pérdida de esperanza. No es casualidad que el único factor que sí tiene incidencia en las tasas de suicidio sea la de la afiliación religiosa y, más aún, la práctica religiosa. A mayor religiosidad, caídas de la tasa de suicidio intensas y hasta drásticas. Un dato que una sociedad que ha decidido que su mayor conquista es vivir como si Dios no existiera prefiere ignorar.

Detectar un problema social puede no ser tarea fácil, pero en este caso una mirada sin prejuicios a las estadísticas percibe un mensaje abrumador. Es lo que hizo Trump con enorme éxito. Pero no es lo mismo detectar un problema que dar con la solución al mismo.

Dos ejemplos parecen indicar que tendremos epidemia de suicidios para rato. Por un lado la ley, que hay que recordar que siempre tiene una función pedagógica. ¿Cómo podemos hablar del valor infinito de cada vida si mantenemos leyes que la tratan como algo insignificante? ¿A alguien le puede extrañar que tras legalizarse el suicidio asistido en Oregón y Washington se haya experimentado un aumento en la tasa de suicidios en esos estados?

Por otro lado el caso de Valentina Maureira, la adolescente chilena que sufría una fibrosis quística desde los seis meses de edad y que falleció en 2015. Su padre denunció cómo, cuando inicialmente Valentina pidió a través de un vídeo de youtube una “inyección para quedarme dormida para siempre”, los medios se hicieron eco inmediatamente, mostrando su apoyo a la “decisión” de la niña. Cuando, tras hablar con otra chica que padecía la misma enfermedad, Valentina cambió de opinión, el interés de los medios se desvaneció. Leyes y medios de comunicación nos “educan” constantemente y parece claro en qué línea van. ¿Y luego nos extrañamos de que cada vez más gente decida quitarse la vida?

Fuente: Epidemia de suicidios por desesperación en Estados Unidos

ONU advierte “crímenes contra la humanidad” en Venezuela

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos pidió ayer lunes una investigación internacional sobre el uso excesivo de la fuerza por parte del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, porque sospecha que se cometen “crímenes contra la humanidad”.

“Mi investigación sugiere la posibilidad de que se hayan cometido crímenes contra la humanidad (…) Exhorto al Consejo (de Derechos Humanos de la ONU) a lanzar una investigación internacional sobre las violaciones de los derechos humanos en Venezuela”, afirmó Zeid Raad Al Hussein, en la apertura en Ginebra de la 36ª sesión de esta institución.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, presente en la sala, rechazó el planteo de Zaid, y acusó durante su intervención al Alto Comisionado de tener un “comportamiento selectivo, parcializado y politizado”.

Y desde Caracas, Delcy Rodríguez, la presidenta de la Asamblea Constituyente, organismo integrado exclusivamente por chavista y que desplazó al Parlamento de mayoría opositora, acusó al Alto Comisionado de alentar una “intervención imperial” en Venezuela. Además, se refirió al “cinismo” de Zeid, que “rompe todos los esquemas morales y éticos y avala la violencia de la derecha venezolana contra el pueblo”.

“Príncipe imperial justifica y avala terribles violaciones de DDHH de EEUU y sus aliados contra la humanidad! Exigimos no uso político de DDHH”, añadió Rodríguez en su cuenta de Twitter sobre Zeid.

En su intervención ayer en la reunión en Ginebra, Zeid aseguró que existe un “real peligro” de que haya una “escalada de tensiones” y acciones del gobierno venezolano “contra instituciones democráticas y voces críticas”, mediante “procedimientos judiciales contra líderes de la oposición, el recurso de detenciones arbitrarias, el excesivo uso de la fuerza y malos tratos a los detenidos”, lo que “en algunos casos se asemeja a la tortura”.

“El mes pasado —prosiguió Zeid— mi oficina divulgó un informe sobre Venezuela, subrayando el excesivo uso de la fuerza por parte de oficiales de seguridad, así como otras múltiples violaciones de derechos humanos en el contexto de las protestas antigubernamentales”.

En ese informe, el Alto Comisionado había asegurado que existe en Venezuela “una erosión de la vida democrática”, que “apenas sigue viva, si es que todavía está viva”.

Zair Mundaray, exfuncionario de la fiscalía general venezolana, avaló este informe en un encuentro con la prensa organizado por la oenegé UN Watch, que monitorea a la ONU. Es más, afirmó que la situación es aún peor que la descrita por Zeid.

“Los resultados que allí se exponen son bastante similares a los obtenidos por el ministerio público venezolano en el transcurso de las investigaciones que hemos adelantado en esta materia, por lo que los avalamos plenamente”, dijo.

Para añadir, “sin embargo me atrevo a afirmar que a pesar de lo dramático el panorama allí escrito, el material recopilado en el ejercicio de nuestras funciones nos permite sostener con fundamento probatorio que la situación es aún peor”.

Apostillando, “no es posible la obtención de justicia en Venezuela y debemos acudir a otros mecanismos para procurar obtenerla”.

Asimismo, Hillel Neuer, director general de UN Watch, sentenció: “ya es hora de que Venezuela sea suspendida del Consejo de Derechos Humanos. Es esto lo que estamos pidiendo”.

En un comunicado divulgado por la ONG Human Rights Watch (HRW) en nombre de 116 organizaciones, en su mayoría latinoamericanas, los defensores de los derechos humanos explican que la “crisis en Venezuela debería ser una prioridad del Consejo” de derechos humanos de la ONU.

Durante las manifestaciones contra fallecieron 125 personas. Foto: Reuters

OEA investiga.

Por su lado, la Organización de los Estados Americanos (OEA) iniciará esta semana en su sede en Washington las audiencias para investigar si el régimen venezolano ha cometido “crímenes de lesa humanidad” y si hay base para denunciarlo ante la Corte Penal Internacional (CPI). A cargo de las sesiones estará el ex fiscal de la CPI Luis Moreno Ocampo, nombrado en julio para este cometido por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

La primera audiencia se celebrará este jueves con representantes de la sociedad civil venezolana, y la segunda el viernes con miembros de las Fuerzas Armadas del país.

Las siguientes sesiones no están aún programadas pero tendrán lugar en septiembre y octubre, todas en la sede de la OEA en Washington.

Almagro considera que en Venezuela el gobierno ha cometido crímenes de lesa humanidad y así lo ha denunciado.

En su informe del 17 de julio pasado consideró que existen evidencias que “apuntan al uso sistemático, táctico y estratégico del asesinato, encarcelamiento, tortura, violación y otras formas de violencia sexual como herramientas para aterrorizar al pueblo venezolano”, lo que podrían considerarse crímenes de lesa humanidad a ser investigados por la CPI.

Papa, crítico.

En tanto, el papa Francisco dijo ayer que la ONU debería hacerse oír para ayudar en el “problema humanitario” que existe en Venezuela, durante la rueda de prensa en el avión en el que regresó a Roma de su visita de cinco días a Colombia. Francisco dijo que en el tema de Venezuela la Santa Sede siempre “habló fuerte y claramente”.

“Lo que dice (Maduro), que lo explique él. No sé qué tiene en su mente. Pero la Santa Sede hizo mucho”, subrayó.

El pasado agosto Maduro criticó al Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, y a la Conferencia Episcopal Venezolana: “Clamo por el espíritu verdadero cristiano del papa y creo en él. Otra cosa es el Vaticano y la secretaría de Estado del Vaticano. Sobre ellos no voy a hablar. Otra cosa es la Conferencia Episcopal, sobre ellos no voy a hablar”.

Régimen se ensaña con los opositores

El régimen venezolano denunció ayer lunes penalmente a un grupo de diputados opositores por “traición a la patria”, delito castigado hasta con 30 años de cárcel. El recurso fue presentado ante el fiscal general, Tarek William Saab, de línea chavista, tras una denominada “marcha antiimperialista” que convocó a cientos de personas en el centro de Caracas. “Solicitamos que sean sancionados al estar incursos en delitos de traición a la patria”, señala el texto.

Aunque el documento no menciona a ningún dirigente opositor, los manifestantes acusaron al presidente del Parlamento, Julio Borges, y a su vicepresidente, Freddy Guevara, a quienes el mandatario Nicolás Maduro ha pedido juzgar.

La oposición domina el Legislativo con una amplia mayoría, pero sus decisiones son consideradas nulas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) —servil al régimen de Maduro—, que lo considera en “desacato”.

Si la Fiscalía encuentra razones para procesar a los parlamentarios, podría solicitar un antejuicio de mérito ante el TSJ, a fin de que les levante la inmunidad y los someta a juicio. “Vale decir que hoy tenemos un fiscal que hace justicia”, destacó en el acto Darío Vivas, miembro de la Asamblea Constituyente que rige Venezuela con poderes absolutos desde el pasado 4 de agosto. Ese órgano, que cesó a la fiscal general Luisa Ortega Díaz, asumió varias funciones del Parlamento y el 29 de agosto anunció que enjuiciará a líderes opositores por “traición a la patria”.

Según la denuncia penal, diputados de la oposición se han arrogado facultades del gobierno en política exterior para alentar una “intervención extranjera y derrocar” a Maduro.

Fuente: ONU advierte “crímenes contra la humanidad” en Venezuela

Advierten que usar cigarrillos electrónicos es riesgoso para la salud

Estudios presentados esta semana en Milán, Italia, indicaron que usar cigarros electrónicos puede ser riesgoso para la salud. Por ello, sustuvieron que “todavía” no deben venderse como “alternativa sana” a los cigarros convencionales.

Continúa leyendo Advierten que usar cigarrillos electrónicos es riesgoso para la salud

Al menos 15 muertos en poderoso sismo de 8,2 en México

Un potente terremoto de 8,2 en la escala de Richter azotó México el jueves por la noche, y dejó al menos 15 muertos y daños en algunos edificios y viviendas, pero sin generar mayor destrucción, dijeron las autoridades. Continúa leyendo Al menos 15 muertos en poderoso sismo de 8,2 en México

Otra farmacia desiste de la venta de cannabis y una más lo analiza

Los más de 13.300 usuarios registrados para la compra de cannabis en farmacias uruguayas encuentran cada vez menos puntos de venta. A la baja de Pitágoras (Montevideo) y Carmelo (Colonia), ahora se le suma Saga, en Artigas. Y otro de los locales de la capital del país analiza seguir los mismos pasos. Quedan 13 comercios habilitados y diez departamentos sin cubrir. Continúa leyendo Otra farmacia desiste de la venta de cannabis y una más lo analiza