Uruguay: Policías que se mueven fuera de la ley

La muerte del policía Wilson Coronel durante el asalto a una pizzería de Pocitos en la que trabajaba informalmente como guardia de seguridad dejó en evidencia una práctica tan frecuente como ilegal. El llamado servicio 223, un resabio del 222 que fue limitado por la ley de Presupuesto de 2011 a un máximo de 50 horas mensuales por policía, es una alternativa a la que recurren muchos comercios que necesitan de seguridad y no pueden pagar los servicios de las empresas formales. Nos preguntamos sin con legalizar la marihuana por ejemplo, se estará más seguro o inseguro en las calles montevideanas.  Continúa leyendo Uruguay: Policías que se mueven fuera de la ley